La Navidad es una de las fechas más esperadas por mucha gente durante el trascurso del año. A partir de la noche del 24 de diciembre, miles de familias y amistades se reúnen en todo el mundo para compartir una gran cena y uno que otro obsequio que anime y adorne la ocasión. Quizá tú también, año tras año te quedas pensando en aquello que podrías regalar a tus seres queridos y que incluso pueda ser considerado el regalo más importante y especial de la celebración. Bueno, pues ahora que lees esto, quisiera que juntos reflexionemos sobre el asunto para encontrar aquel preciado regalo digno de ser recordado por siempre. Para hallarlo, comencemos por un sencillo razonamiento.

Seguramente cuando piensas en obsequios realmente valiosos para Navidad, viene a tu mente todo tipo de electrodomésticos, dispositivos de entretenimiento, ropa, muebles, e incluso vehículos. Tu obsequio pudiera parecer realmente genial, pero te aseguro que buscando por ese rumbo no encontrarás el más valioso de todos. Si buscas dar algo que quede “siempre” en la memoria de los demás ¿No crees acaso que una de sus cualidades debiera ser precisamente “durar por siempre”?

La triste realidad de lo material

Pues bien, sé que sonará trágico y decepcionante, pero absolutamente todos los regalos que describí anteriormente, además de que pueden dejar tu cuenta bancaria en números rojos, tarde o temprano se extinguirán. La razón de esto es muy sencilla: ¡Esos objetos son materia! Y la materia se corrompe diariamente de diversos modos. O sea que, un nuevo Smartphone, los nuevos muebles, y hasta el automóvil del año, cierto día pertenecerán al basurero municipal a pesar del cuidado que reciban de su propietario. Tal parece que, al menos por ahora nuestro especial regalo se encuentra en otra parte ¡Sigamos buscando! ¡Apuesto a que no está muy lejos!

A continuación, quiero que pienses en aquellos momentos que te han marcado para bien y que perduran en tu memoria. Seguramente han sido un verdadero obsequio o una gran bendición ¿No es así? ¿Qué será aquello que ha hecho de esos momentos algo tan importante? Me inclino a pensar que han superado el nivel meramente material. Seguramente lo que hace tan significativas esas vivencias tiene que ver con las personas que influyeron en ellas. Si lo piensas dos veces son aquellas personas las que realmente te han marcado, y no tanto aquello que te obsequiaron o te permitieron vivir. Pues qué sentido tendrían los momentos especiales sin alguien con quien compartirlos. Ya vamos hallando más pistas, y me parece que estamos por dar justo en el blanco de nuestra búsqueda. Permíteme explicarlo un poco más:

Mejor algo que sea permanente

Si ya vimos que los objetos materiales se extinguen, entonces debemos pensar en “algo que sea permanente”. Tal vez por experiencia hayas notado que la permanencia es algo que únicamente podemos hallar en el terreno de “lo espiritual”. Pero pregúntate ¿Podríamos los seres humanos conocer lo espiritual sin lo material? Me parece que no. También llegamos al conocimiento de las cosas espirituales a través de signos sensibles (materiales). Por eso, el obsequio que mejor funciona siempre carga con ambas partes: una parte material visible en la que encontramos un significado espiritual permanente lleno de amor o afecto.

Entonces tal vez pensarás: “Los obsequios que enunciamos al inicio, podrían ser los indicados siempre que los llenemos de un significado espiritual”. Aunque a primera vista parece una afirmación certera no termina por convencerme. Considera que aquellos objetos siguen siendo materiales por sí mismos y no están directamente unidos al significado que les otorgamos. Te pondré un ejemplo: a pesar de que regales un nuevo teléfono móvil a un ser querido “con todo el amor de tu corazón”, el móvil jamás llegará a ser verdaderamente ese amor que sientes al darlo. En consecuencia, la persona no podrá experimentar tu afecto cuando lo use, sino únicamente recordarlo, y eso sólo ocasionalmente.

¿Cuál es entonces ese regalo que seguimos buscando?

Parece que debe ser aquel que posea un significado espiritual permanente, pero al mismo tiempo, uno en el que no sea distinta la parte material visible de la espiritual ¿Será imposible hallarlo? Yo creo que no, e incluso me queda claro que Dios ya nos ha dado ese regalo a nosotros, para que una vez comprendiéndolo, sepamos darlo también a los demás. Te sugiero partir de una de mis citas bíblicas preferidas “Porque tanto amó Dios al mundo que le entregó a su único Hijo, para que todo el que cree en él no se pierda, sino que tenga vida eterna” (Jn 3, 16).

¿Qué significa esto? Que Dios se nos ha dado a sí mismo completamente en la persona del Hijo ¡Jesús nos obsequia su propia persona! Y quiero que notes que él se nos da entero en cuerpo y espíritu, donde ambas partes en unidad son exactamente la misma persona. Su persona física es, al mismo tiempo, la parte material que el mundo ha podido contemplar por medio del gran misterio de la Encarnación, y el gran significado espiritual del Amor (la total donación de Dios al hombre por medio de las acciones de Jesús). Uno de los sentidos más importantes del cristianismo es precisamente ese: “poder aprender a donarnos amorosamente los unos a los otros como Dios, en Jesús, lo ha hecho” (ver Jn 13, 33-35).

El cristianismo no debe ser nunca una competencia por ver quién tiene la mejor fe, criticando a aquel que no la tiene, porque entonces pierde lo más propio de sí, que es el amar al prójimo sin juzgarlo. Del mismo modo, la Navidad no debe convertirse en una competencia en la que gana el mejor regalo, porque también pierde lo más propio de ella “manifestar por medio de Cristo el Amor y la Unidad de todo el género humano”.

Así que ya lo sabes, si buscas el mejor regalo para esta Navidad, sigue el ejemplo de Jesús y entrega toda tu persona a los demás (Amor espiritual y profundo que se refleje en tus acciones concretas y visibles). Ése es sin duda el regalo más importante, cercano e inagotable. Un regalo que lejos de extinguirse crece cada día más, y por si fuera poco, es totalmente gratuito.

Lo material ni siquiera es necesario

Vivir la Navidad no es imposible con la ausencia de regalos puramente materiales. De hecho, aquellos regalos ni siquiera son necesarios cuando se reúnen personas que tienen todo lo necesario para ser ellas mismas un obsequio verdadero. La Navidad es una festividad celebrada por diversos cultos y creencias, pero para mí su sentido cristiano es indudablemente el más original y auténtico, y es deber de todo discípulo de Cristo recuperarlo y darle vigencia permanente. De lo contrario, el nacimiento de Jesús se tornará un cuento de fantasía y un pretexto para organizar una reunión efímera y banal.

Depende de nosotros entregarnos cada uno como el mejor de los obsequios, no sólo en diciembre sino cada instante de nuestra vida. De modo que Navidad sea siempre, como siempre es Dios con nosotros. ¡De corazón te deseo Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo!


¿Te gustó? ¡Comparte con tus amigos!

32 shares
Andres Piña

Es un joven que busca ser comprometido con la Iglesia, al ser Dios quien define el sentido de su vida. Tiene estudios en filosofía y teología y disfruta mucho de conocer la realidad y sus grandes misterios. Siente afición por la música, el arte en general y los deportes. Disfruta mucho de compartir la fe con personas de todas las edades, buscando generar un buen ambiente de diálogo. Sostiene que la vida es para disfrutarse y la mejor manera de hacerlo es viviendo la alegría de hacer el bien.

Comments

comments

Choose A Format
Personality quiz
Series of questions that intends to reveal something about the personality
Trivia quiz
Series of questions with right and wrong answers that intends to check knowledge
Poll
Voting to make decisions or determine opinions
Story
Formatted Text with Embeds and Visuals
List
The Classic Internet Listicles
Open List
Submit your own item and vote up for the best submission
Ranked List
Upvote or downvote to decide the best list item
Meme
Upload your own images to make custom memes
Video
Youtube, Vimeo or Vine Embeds
Audio
Soundcloud or Mixcloud Embeds
Image
Photo or GIF
Gif
GIF format