Comúnmente tenemos la percepción de que los adolescentes son problemáticos, rebeldes, vagos, entre un sinfín de adjetivos negativos que podríamos darles. Cierto es que no ayuda mucho las últimas historias que leemos en las noticias en donde muchos de los problemas sociales son causados por ellos.

Reset

 

Leí un libro llamado “Brain Rules” (Las Reglas de la mente) de John Medina y el autor nos expone que al llegar a la adolescencia, la mente se resetea. ¡Empieza todo de cero!, como si de los 0 a los 11 años no hubiera habido nada de aprendizaje. ¡Empieza todo de cero! pero con tremendos seres humanos que están creciendo como si no hubiera un mañana.

Muchachos que están comenzando a tener sus propios puntos de vista sobre las cosas, acertivos, bien pensados, graciosos hasta eso, pero de repente en un segundo, si algo no les parece adecuado, muestran berrinches, descontrol, malhumor (sobretodo) y parecen incomprensibles.
Entre el periodo 2006-2009 tuve la oportunidad de ser servidora en un grupo de adolescentes y todos los viernes atendía junto con mis amigos la comunidad.  Aprendí mucho de ellos, pasaba un buen momento, me hacían reír mucho con sus ocurrencias pero a la vez platicábamos de cosas trascendentales e importantes para ellos y los intentábamos acercar más a Dios y a sus familias con las estrategias que mencioné anteriormente.

Era un gran reto para nosotros pero siempre disfrutábamos en grande la presencia de los adolescentes.

Los Prejuicios  contra los adolescentes

Recientemente, ahora en el 2017 me tocó dar clases únicamente por pocos días a 4 grupos de tercero de secundaria. Las clases tuvieron sede en Ciudad Juárez, y bien es sabido que en Juárez hay una cultura complicada  en donde tristemente predomina el vandalismo, la desatención, la falta de solidaridad y de valores, (no generalizo). Si te soy sincera llegué a la secundaria predispuesta, imaginando lo peor, pensé que estaría gritando como loca en las clases, que los chicos estarían totalmente incontrolables y hormonales y que mi labor sería en vano.

Pensé que el bullying estaría a la orden del día y que batallaría en hacer entrar en razón a los chicos con sus comportamientos. Tal fue mi sorpresa que pasó absolutamente lo contrario, conocí a adolescentes con disposición de estudiar y de atender la clase, de ser amigos unos de otros a pesar de sus múltiples diferencias, adolescentes con ganas de vivir los valores día con día, adolescentes con su sentido del humor tan característico que hacían que todavía me siguiera riendo al acordarme de sus chistes en el camino de la escuela a mi casa. Terminé encantada de haber tenido esta oportunidad, de interactuar con ellos en esta época actual y de ver que lo capaces que realmente son.

Se me cayó la venda

Me quitaron la idea y la creencia de su inmadurez, de que al llegar a la etapa se resetean. Actúan diferente, claro es, están comenzando a tener grandes cambios en ellos así que no dudo que en sus casas se muestren incontrolables, pero ¿Alguna vez nos hemos detenido a escucharlos con claridad?, ¿Conocemos cuáles son los problemas por los que pasan?, ¿Nos acercamos a ellos para saber cuál es su materia favorita, cuál se le dificulta, quién es su mejor amigo, quién le gusta, que le aqueja, cómo se ve dentro de 10 años, etc.
Hace poco escuché a uno de los chicos que asistían a la comunidad decir que cuando era adolescente le gustaba ir al grupo de la Iglesia porque estaba en una etapa en donde “necesitaba de mucha atención, de mucho amor” era en donde se sentía escuchado. Las palabras de él me hicieron reflexionar en gran medida porque me pongo a pensar que si tan sólo nos detuviéramos para escuchar a nuestros adolescentes, para acompañarlos en su proceso de cambio, para mostrar interés y amor por ellos, estaríamos ayudándoles a hacer más benévola esta etapa de sus vidas, estaríamos brindándoles atención y afecto muchas veces tan falto, estaríamos ayudándoles a encontrarse a sí mismos evitando que tengan que recurrir a sustancias adictivas que solo perjudicarán sus cuerpos y sus relaciones interpersonales y estaríamos favoreciendo con ellos un mejor futuro para la sociedad en general intentando erradicar las prácticas de bullying que han llegado a sobrepasarse provocando sucesos lamentables.
Con este artículo quisiera invitarte a quitarte la idea de ese gran prejuicio que les tenemos a los adolescentes y comenzar a verlos como seres humanos capaces, pensantes, inteligentes que son. Si tienes un adolescente en casa, te invito a acercarte a él, a acompañarlo, a guiarlo para que pueda continuar encaminando su vida hacia el bien principalmente de la mano de Dios.


¿Te gustó? ¡Comparte con tus amigos!

202 shares
Lorena Garza

¡Hola! Soy Lorena Garza. Pasé mi adolescencia y juventud en los grupos de la Iglesia en donde encontré el gran amor de Dios. Me gusta mucho pasar mi tiempo con mi familia, esposo, amigos y ¿por qué no?, conmigo misma. Intento siempre llevar paz y positividad en donde me encuentre. Aquí te dejo una de mis citas favoritas escrita por Santa Teresa de Ávila: "Nada te turbe, Nada te espante, Todo se pasa, Dios no se muda. La paciencia Todo lo alcanza; Quien a Dios tiene Nada le falta: Sólo Dios basta." Aqui te dejo una de mis citas favoritas escrita por Santa Teresa de Ávila: "Nada te turbe, Nada te espante, Todo se pasa, Dios no se muda. La paciencia Todo lo alcanza; Quien a Dios tiene Nada le falta: Sólo Dios basta."

Comments

comments

Choose A Format
Personality quiz
Series of questions that intends to reveal something about the personality
Trivia quiz
Series of questions with right and wrong answers that intends to check knowledge
Poll
Voting to make decisions or determine opinions
Story
Formatted Text with Embeds and Visuals
List
The Classic Internet Listicles
Open List
Submit your own item and vote up for the best submission
Ranked List
Upvote or downvote to decide the best list item
Meme
Upload your own images to make custom memes
Video
Youtube, Vimeo or Vine Embeds
Audio
Soundcloud or Mixcloud Embeds
Image
Photo or GIF
Gif
GIF format