El término peregrinación proviene del latín peregrinatio que significa “viaje al extranjero”. Es primordialmente un viaje con fin religioso que se hace desde cualquier punto hasta un lugar de devoción o un lugar sagrado según la religión de cada persona. Es un fenómeno casi universal que se practica en la mayoría de las religiones. Las peregrinaciones mas importantes y difundidas a nivel mundial son tres: la de los musulmanes a La Meca, la de los judíos a Jerusalén y de manera importante, la de los católicos a Santiago de Compostela.

Históricamente en la Iglesia Católica, las peregrinaciones iniciaron en el año 313, las primeras tenían como destino Roma y Tierra Santa; las peregrinaciones en honor a la Virgen María inician aproximadamente en los siglos V-VII alcanzando su máximo esplendor en los siglos XIV-XVII.

Las peregrinaciones nos permiten reencontrarnos con nuestra historia cristiana, nos recuerda nuestra realidad transitoria en este mundo (San Juan Pablo II) y favorecen la práctica de los valores cristianos estimulando un culto integral a Dios que consiste, entre otras cosas, en ver, oír, cantar, escuchar, tocar, convivir, etc.

El modo de realizar las peregrinaciones ha cambiado con el paso del tiempo sin embargo mantienen una estructura básica que consiste en tres cosas: caminar y reunirse en un lugar sagrado (regularmente es un templo), escuchar la palabra de Dios y recibir la bendición antes de partir de regreso.

México se caracteriza por ser un país muy religioso y en su mayoría católico, por lo que las peregrinaciones a diferentes lugares sagrados no pueden faltar en nuestras tradiciones religiosas. Así que a continuación te presentamos el top 5 de los lugares santos más visitados en nuestro hermoso país y que no deberías perderte.

[zombify_post]

Esperando hayas disfrutado de este top de los cinco lugares más importantes para peregrinar, te recordamos que la peregrinación como tal no termina al llegar al santuario o a la meta, sino que se trata de adquirir un nuevo vigor e impulso para llevar y hacer presente la gracia de Dios al volver a casa; se trata ante todo, de inflamarnos en el propósito de extender el reino de Dios. Una nueva evangelización, nueva en su impulso, nueva en sus métodos, nueva en su ardor (San Juan Pablo II).


¿Te gustó? ¡Comparte con tus amigos!

1k share
Jesús Rodríguez
Amante del Creador, la ciencia, la química, la biología y los momentos de ocio. Maestro en la Facultad de Ciencias Químicas de la UACH y un apasionado por transmitir el conocimiento, pero sobre todo por transmitir a Jesús. Gusta de los momentos libres pues es cuando aprovecha para escribir de Ciencia y de Religión, invitando a todos a aceptar a Cristo en su corazón para lograr la salvación. "Sí, Dios amó tanto al mundo, que entregó a su Hijo único para que todo el que cree en él no muera, sino que tenga Vida eterna" Juan 3, 16

Comments

comments